1 de enero de 2001

Los K nos están llevando a una crisis sin salida

Posted By: Sergio Marino - 7:10
Antes de considerar el vaticinio apocalíptico de la semana, recordemos los anteriores. No es que quien haya errado cien pronósticos deba forzosamente equivocarse en el siguiente, pero por las dudas conviene conocer el score del apocaliptiquero de turno.

Según el primer pronóstico, Néstor era un títere de Duhalde (como dijo Mariano el Golpista fino, Kirchner era el Cámpora de Duhalde). Análisis tan serio y pensado como equivocado. A Grondona lo ampara todavía, aunque cada vez menos, la creencia difundida en la clase media acomodada de que un tipo serio, formado y solemne llega inevitablemente a conclusiones acertadas. Y, por supuesto, que un buen vecino y ciudadano no puede sostener regímenes criminales espantosos.

Redrado sostuvo que la inflación se espiralizaba y pronosticó que las reservas del central se esfumarían… En 2009 corrió la bola de que la Argentina entraba en default porque la famosa Kaja no podría pagar los vencimientos (esto creó una gran oportunidad para comprar bonos baratos a los giles que le creyeron a La Nación)… Tras perder la votación por la 125, Néstor le habría pegado a Cristina y le habría pedido que renunciara (o al revés) para luego devaluar, dejar el dólar en 9 y fugarse (este planteo de fuga parece hoy gracioso cuando pensamos en un tipo que no pudo dejar la política ni por orden médica, pero años atrás esto fue creído por millones).

Cristina no se presentaría a reelección porque su hija se lo pedía o porque estaba loca. Cuando se presentó, lo habría hecho porque no quiere a sus hijos, porque la muerte de su marido les resbala, porque está dispuesta a cualquier cosa con tal de ganar.

Tampoco podría asumir su mandato porque tenía problemas psiquiátricos. Estos pronósticos fueron tan bobos como aquél sobre su renuncia a poco de asumir, para dejarle el fardo al vice.

Néstor nos sacaría del mundo: no podríamos viajar al exterior, importar nada, vender nada. Los marines desembarcarían. Hoy hasta un premio Nóbel de economía como Paúl Krugman menciona nuestro default como ejemplo: ¿no deberían dar explicaciones o disculparse quienes exigían mantener el status de sometimiento general para evitar salir del mundo? ¿López Murphy por ejemplo?

Con Clarín salían a pelear para después acordar, como siempre hacen estos políticos corruptos, pero una vez que no acuerdan es porque son unos fanáticos estos políticos corruptos.

Los primeros trimestres de crecimiento eran un simple veranito, imposible de que continuara; los siguientes eran inevitables (habrían ocurrido con cualquier imbécil en el gobierno). Ahora bien, ¿por qué los economistas del establishment no los pronosticaron si eran tan inevitables?

Contorsionistas del análisis político reconocen en Lula un mérito estelar por haber llevado progreso a Brasil, pero les niegan a los K una mínima participación en un progreso que, por ser regional, nos resultaría inevitable. La bonanza regional es inevitable en Argentina pero es merito de Lula en Brasil.

La AUH iba a generar una especie de baby boom entre los vagos adictos a planes sociales. Como si tener un hijo por 200 pesos suplementarios fuese negocio para alguien. Esto no ocurrió; lo que sí ocurrió fue que, por un lado, muchos ciudadanos recibieron una ayuda para vivir menos mal y, por otro lado, la asistencia escolar recibió un empuje prometedor.

Cuando retiraron y desarmaron a la policía después del Indoamericano, corrió el temor de que los ocupas vendrían a tomar la Plaza Francia y los bosques de Palermo. Tampoco ocurrió, pero nadie cambió su manera de procesar la realidad y nadie les pidió explicaciones a los medios que instalaron esa conclusión y el terror al que esa conclusión lleva.

El Bicentenario sería un fiasco intrascendente además de un enorme peligro. ¡No venga, cuidado! Finalmente fue una fiesta: no hubo explicaciones por parte de quienes desalentaron la concurrencia a la fiesta.

Cada año vaticinan una crisis energética mayúscula, aunque ésta nunca ocurra. Desde el primer aviso de crisis, la Argentina creció más de un 50%, se llenó de equipos de aire acondicionado, heladeras, televisores, edificios y sus industrias produjeron más. Aún así, la crisis no llega. Pero algunos siguen esperándola, con las ansias de quien parece preferir padecer antes que saberse equivocado.

Por suerte, para nuestro futuro, sigue el show de los pronósticos. Ella va a renunciar para dejar al vice como presidente (esto se escuchaba mas antes de la elección de Boudou como vice, porque el pronóstico sonaba mejor con Scioli de vice); ella va a cambiar la constitución para poder ser reelecta eternamente (el mismo tipo que sostenía que no se presentaría por cansancio o por pedido de la hija, sostiene hoy con igual seguridad que va a luchar por perpetuarse en el gobierno).

Títere de Duhalde, chavización, default después de las elecciones de 2009, devaluación, renuncia de CFK, toma de Plaza Francia por la gentuza, importación de trigo, importación de carne, abandono de la siembra, fin de la cultura del trabajo (en un país donde aumenta la cantidad de gente ocupada)…
Curiosamente las catástrofes anunciadas y fallidas no debilitan al pronosticador serial.

Producción: MESADEAUTOAYUDAK.BLOGSPOT.COM

Escuchá el MAKnual



Ir al comienzo Bajar el MAKnual en PDF Dar vuelta la página

Soy Sergio Marino

Nagus es un muchacho de barrio devenido en emprendedor. Amante de la música, el cine y las series, el deporte, la tecnología, la historia, la polítika y todo aquello que puede arruinar una sobremesa familiar.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Ads

¿No es tentador el banner?

Copyright © 2015 All Rights Reserved

Blogger Templates Designed by Templatezy