1 de enero de 2001

Me pongo del lado del más débil, Clarín

Posted By: Sergio Marino - 8:30
Los más razonables anti-K aceptan que ésta es una pelea con dos actores considerados iguales. Los más extremos sostienen que el gobierno tiene mayor responsabilidad en tanto y en cuanto debe dar ejemplo de sobriedad, tranquilidad, etc. Es poco probable que el discurso fuera el mismo si el conflicto se diera entre un policía y un par de piqueteros resistentes a la autoridad (encima con vehemencia).

Pero este es el doble estándar inevitable.

Aquí lo importante es señalar que en una República ningún ciudadano debe tener el poder de oponerse al Estado, aún ante lo que considere un abuso. En caso contrario, eso mostraría que este ciudadano tiene poder suficiente para obedecer la ley sólo cuando la cree no abusiva. De esta manera, le exigiría al Estado que sea persuasivo antes de ser obedecido.
Ahora bien, ¿qué pasaría si a este mismo ciudadano le resultara abusiva una ley que al resto le parece justa? ¿Por qué el resto debe someterse a la ley y al poder del Estado y este ciudadano no? No olvidemos que los tribunales están para quien busque resistir una acción considerada abusiva.

En una República, pulsear contra el Ejecutivo, el congreso o los tribunales es pulsear contra la voluntad ciudadana. Los representantes lo son de toda la ciudadanía: no importa lo que crea quien pretende desobedecerlos. No es una pulseada entre dos personas que discuten por un tema personal, como ocurriría si Magnetto estuviese jugando al fútbol con la Presidenta. Es una pulseada entre, por un lado, Magnetto o Herrera de Noble y, por otro lado, la Constitución, las representaciones basadas en ella y los poderes que ella otorga.

El derecho a rebelarse implica sacar los pies del plato, salirse del sistema, perder el amparo del sistema actual, volverse ilegal. Todos tenemos derecho a (¿el deber de?) rebelarnos contra un gobierno abusivo, con todas las fuertes consecuencias que esto implica.

No es lo mismo quien actúa en representación de todos los argentinos que quien actúa en su propia representación. Si una persona vale un voto, el Estado son 40 millones y Clarín uno o algunos. No son dos iguales en discordia; es uno que se niega a someterse al poder de todos.

Producción: MESADEAUTOAYUDAK.BLOGSPOT.COM

Escuchá el MAKnual



Ir al comienzo Bajar el MAKnual en PDF Dar vuelta la página

Soy Sergio Marino

Nagus es un muchacho de barrio devenido en emprendedor. Amante de la música, el cine y las series, el deporte, la tecnología, la historia, la polítika y todo aquello que puede arruinar una sobremesa familiar.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Ads

¿No es tentador el banner?

Copyright © 2015 All Rights Reserved

Blogger Templates Designed by Templatezy