1 de enero de 2001

Ella no me gusta, pero tampoco ningún otro

Posted By: Sergio Marino - 8:20
Es fácil jugar a ser Farinello y encontrar pruebas de apetitos objetables (cuando no inmorales) detrás de CFK o de cualquiera de sus funcionarios. A los objetadores seriales que critican a Cristina con los argumentos “¡es inaudito!” o “yo soy muy sensible” se los desactiva con la pregunta “¿quién entonces?”.

Es fácil ponerse en la posición del objetador moral, que se niega a votar a quien consume productos transgénicos o viste ropa fabricadas en hilanderías clandestinas de Asia. Con algo de exageración, cualquier acción descalifica a un candidato.

Desde ese discurso, lo difícil es sostener a otro de partidario de la política argentina, entre los que no se encuentran ni la Madre Teresa ni el propio Farinello (quienes seguramente, después de pasados por el tamiz objetador, se revelarán como criminales que usan papel no reciclado en detrimento del Amazonas).

En este punto no debemos aceptar la respuesta esquiva de “no tengo ninguno” o “son todos una mierda”. Elegir es una responsabilidad cívica y además poder elegir es la base del análisis político. Quien no se esfuerza por elegir no ejerce su obligación ciudadana: es un perezoso que deja de remar en un bote donde el resto sí remamos, donde nos arremangamos, pensamos, discutimos, estudiamos y expresamos una opinión.

No debemos permitir que el perezoso se cubra con el tinte de “demasiado crítico” para opinar como un inmaculado. Si tiene capacidad de análisis como para sentirse libre de dedicarles críticas destructivas a todos, también debe tenerla para poner a los candidatos en un orden: esto es elegir.

Elegir es priorizar, ni más ni menos. Quien no sabe priorizar, debería aceptarse incapaz de criticar.

En política como en todo, afirmar que algo es "lo menos malo" equivale a afirmar que es "lo mejor". La primera expresión sólo muestra el desagrado de quien la dice con la conclusión a la que llega. Podemos imaginar esa vuelta idiomática en boca de Hitler cuando la entrega de la medalla olímpica a un competidor negro ganador: lo habrá llamado “el menos malo”.

Seamos ciudadanos responsables, elijamos: el mejor o el mal menor.
Pongámosle nombre a nuestra preferencia.

Producción: MESADEAUTOAYUDAK.BLOGSPOT.COM

Escuchá el MAKnual



Ir al comienzo Bajar el MAKnual en PDF Dar vuelta la página

Soy Sergio Marino

Nagus es un muchacho de barrio devenido en emprendedor. Amante de la música, el cine y las series, el deporte, la tecnología, la historia, la polítika y todo aquello que puede arruinar una sobremesa familiar.

1 comentarios:

  1. El q no llora no mama .Esta en nuestro ADN nacional criticar :Por eso ser militante es irritante .

    ResponderEliminar

Ads

¿No es tentador el banner?

Copyright © 2015 All Rights Reserved

Blogger Templates Designed by Templatezy