La Tos De Una Señora Alemana - Julio Cortázar




La mentalidad científica quiere que todo tenga explicación, incluso lo maravilloso. Qué le vamos a hacer tal vez sea así; pero entonces, apenas se acepta resignadamente esta supuesta conquista total de la realidad, lo maravilloso vuelve desde pequeñas cosas, lo insólito resbala como una gota de agua a lo largo de una copa de cristal, y quienes merecen el comercio con esas mínimas presencias olvidan la sapiencia y la conciencia y la ciencia para pasarse a otro lado y hacer cosas como por ejemplo escuchar la tos de una señora alemana.

En 1947, poco después del fin de la guerra, Wilhelm Furtwngler dirigió un concierto entre las ruinas de una Alemania derrotada, que la mayoría de sus vencedores empezaban a rehabilitar al oeste después de haberla repudiado al este. También Furtwngler había sido repudiado en un principio por su condescendencia frente a la megalomanía de y melomanía de Adolfo Hitler, tras de lo cual parecía de buen tono rehabilitarlo; así terminan muchas guerras, lo cual explica que un tiempo después vuelvan a desatarse, pero no es de eso que vamos a hablar sino del concierto en el que Yehudi Menuhin, invitado por las fuerzas de ocupación, tocó esa noche el "Concierto en Re" de Beethoven que el ilustre Furtwngler sacaba una vez más de su jaula para mostrar lo que era capaz de hacer con ése imperecedero leopardo de la música.

La radio alemana difundió el concierto y además lo grabó con los medios técnicos disponibles en ese momento, que no eran muchos. La grabación (¿sería un disco, alambre, cinta magnetofónica?) quedó en los archivos hasta que el otro día, más de treinta años después, fue prestada a la radio francesa que la prestó a su vez a mi receptor sintonizado en France Musique. Un argentino en París escuchó así a una orquesta alemana y a un violinista judío que tocaban bajo la batuta de un muerto; todo eso, que hubiera sido perfectamente incomprensible hace menos de un siglo, formaba y forma parte de lo ordinario, de lo que la ciencia explica a los niños en las escuelas; todo eso era cotidiano, simplemente apretar unos botones e instalarse en un sillón.

Tal vez Menuhin no tocó jamás el concierto de Beethoven como esa noche; le sobraban razones para hacerlo tan prodigiosamente en el mismo lugar donde habían sido exterminados siete millones de judíos y donde acaso algunos de sus exterminadores se sentaban en las plateas del teatro y lo aplaudían frenéticamente. Del concierto en sí, de su intérprete y de su director, solo puede hablarse con admiración, pero noes de eso que hablamos sino de ese instante, creo que en el segundo movimiento, en que un "pianíssimo" de la orquesta dejó pasar una tos, un solo golpe seco y claro de tos que no habría de repetirse, una tos de mujer, la tos de una señora que cualquier cálculo de probabilidades definiría como la tos de una señora alemana.

Durante más de treinta años esa pequeña tos anónima había dormido en los archivos de la radio; ahora reiteraba su diminuto fantasma en millares de oídos que escuchaban un concierto en otro tiempo y otro espacio. Imposible saber quién tosió así esa noche; ninguna ciencia, ningún caballero Dupin podría rastrear su origen. Sin la menor importancia, sin la más pequeña significación, esa tos se repitió multiplicada por infinitos altavoces para recaer instantáneamente en la nada; pero alguien que acaso nació para medir cosas así con más fuerza que las grandes y duraderas cosas, oyó esa tos y algo supo en él que lo maravilloso no habla muerto, que bastaba vivir porosamente abierto a todo lo que habita y alienta entre lo concreto y lo definible para resbalar a otro lado donde de pronto, en la enorme masa catedralicia de un concierto beethoveniano, la breve tos de una señora alemana era un puente y un signo y una llamada. ¿Quién fue esa mujer, dónde se sentó esa noche, está aún viva en alguna parte del mundo? ¿Por qué esa tos hace nacer estas líneas en otro tiempo, bajo otro cielo? ¿Hasta cuándo vamos a seguir creyendo que lo maravilloso no es más que uno de los juegos de la ilusión?

Game of Thrones [*****]<br />Un juego donde sólo sobreviven los dragones

Las series pueden ser mejores o peores a nuestra preferencia, o pueden ser diferentes y si además son buenas se convierten en lo más. ¿En qué son diferentes?, en la lógica narrativa, la secuencia temporal, en un escenario ucrónico… para ponerlo en ejemplos: 24 innova con temporadas que transcurren en las 24 horas de un día, Lost con una secuencia argumental donde se puede ver de adelante hacia atrás y viceversa, Star Trek con la construcción de un universo de ciencia ficción completamente inter-relacionado. Bueno, Game of Thones impuso un estilo donde es bueno no enamorarse de los protagonistas, ya que el protagonista será “el juego”.

Así como Asimov o Roddenberry exageraban una característica humana para crear un mundo, George R. R. Martin en sus novelas utiliza a cada personaje para representar una pasión. El honor de Jon Snow (Kit Harington), la inocencia perdida de Sansa Stark (Sophie Turner), el ansia de venganza de Arya Stark (Maisie Williams), la crueldad de Roose Bolton (Michael McElhatton) y Joffrey Baratheon (Jack Gleeson), la belleza y el coraje de Daenerys Targaryen (Emilia Clarke), la ambición del "Meñique" Petyr Baelish (Aidan Gillen) y Lord Varys (Conleth Hill), la manipulación de Cersei Lannister (Lena Headey) y Tywin Lannister (Charles Dance), el cínico pragmatismo político de Tyrion Lannister (Peter Dinklage), la fidelidad de Brienne of Tarth (Gwendoline Christie) y Jorah Mormont (Iain Glen), la ingenuidad de Hodor (Kristian Nairn), el fanatismo religioso de Melisandre (Carice van Houten), el amor imposible de Jaime Lannister (Nikolaj Coster-Waldau), la bondad de Samwell Tarly (John Bradley), la fuerza bruta de Khal Drogo (Jason Momoa)... y así un mundo fantástico, donde ningún personaje pudo aparecer en todos sus capítulos.

George R. R. Martin se inspiró para escribir la serie de novelas "A Song of Ice and Fire" después de años de escribir para televisión con presupuestos restrictivos, y deliberadamente escribió una serie casi imposible de filmar. Tras el éxito de The Lord of the Rings: The Fellowship of the Ring (2001) Martin se acercó para licenciar las novelas en una sucesión de películas, propuso un proyecto utilizando únicamente la línea histórica de Daenerys y otro donde plantea incluir sólo el conflicto entre los Stark y los Lannister. Después del estreno del show, el autor del libro le escribió a Joffrey (Jack Gleeson) “Felicitaciones por su maravillosa actuación, todo el mundo te odia!”. Martin ha señalado que varios de los personajes de la serie son mejores a los que él imaginó en sus libros, mencionando específicamente a Osha (Natalia Tena) y a Shae (Sibel Kekilli). Él no escribió ningún capítulo de la 5º y 6º temporada, porque estaba aún terminando su sexto libro "The Winds of Winter".
Entre sus guiños, tenemos una réplica de la espada de Gandalf “Glamdring”, del Señor de los Anillos y la trilogía Hobbit, que está forjada dentro del Trono de Hierro. En el año 2012, más de 160 bebés en los EE.UU. fueron nombrados legalmente "Khaleesi", aunque en verdad no es el nombre del personaje (Daenerys) sino su título.

Esta es una superproducción de HBO que consume más de ocho millones de euros por capítulo, podemos esperar la mejor calidad en sus efectos especiales, en sus diálogos… con ese presupuesto podemos esperar lo mejor y suele ser así. Hasta el momento obtuvo 11 premios Emmy entre 64 nominaciones, un Globo de Oro, 2 premios Satellite Awards y muchos más.

Si consumís series como Vikings, Rome o Marco Polo no podés dejar de ver Game of Thones que hoy estrena su sexta temporada. Es una serie Excelente [*****]

Bajar la Serie
TÍTULO ORIGINAL: Game of Thrones
AÑO: 2011
DURACIÓN: 55 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: David Benioff (Creator), D.B. Weiss (Creator), Timothy Van Patten, Brian Kirk, Daniel Minahan, Alan Taylor, Neil Marshall, David Benioff, Alex Graves, Michelle MacLaren, David Nutter, Alik Sakharov, Michael Slovis, Mark Mylod, Jeremy Podeswa, Miguel Sapochnik
GUIÓN: David Benioff, D.B. Weiss, Bryan Cogman, Jane Espenson, George R. R. Martin (Novelas: George R. R. Martin)
MÚSICA: Ramin Djawadi
Fotografía: Matt Jensen, Marco Pontecorvo, Alik Sakharov, Fabian Wagner
REPARTO: Lena Headey, Peter Dinklage, Maisie Williams, Emilia Clarke, Kit Harington, Nikolaj Coster-Waldau, Sophie Turner, Michelle Fairley, Sean Bean, Charles Dance, Jack Gleeson, Rory McCann, Isaac Hempstead Wright, Mark Addy, Alfie Allen, Iain Glen, Aidan Gillen, Conleth Hill, Richard Madden, Stephen Dillane, Carice van Houten, Natalie Dormer, John Bradley, Jerome Flynn, Gwendoline Christie, Sibel Kekilli, Jason Momoa, Liam Cunningham, Michael McElhatton, Diana Rigg, Finn Jones, Ian McElhinney, Oona Chaplin, Natalia Tena, Kristian Nairn, Rose Leslie, Pedro Pascal, Gemma Whelan, Kristofer Hivju, James Cosmo, Hannah Murray, Iwan Rheon, Ellie Kendrick, Peter Vaughan, Gethin Anthony, Tom Wlaschiha, Harry Lloyd, Donald Sumpter, Kate Dickie, Clive Russell, Tobias Menzies, Ciarán Hinds, Julian Glover, Mark Stanley, Esmé Bianco, Joe Dempsie, Michiel Huisman, Nathalie Emmanuel, Hafthor Julius Bjornsson, Indira Varma, Thomas Brodie-Sangster, Miltos Yerolemou, Elyes Gabel, Rosabell Laurenti Sellers, Ian McShane, Rosie Mac, Pilou Asbæk, Ed Skrein, Keisha Castle-Hughes
PRODUCTORA: Home Box Office (HBO) / Management 360
GÉNERO: Serie de TV. Aventuras. Drama. Fantástico. Intriga | Fantasía medieval
SINOPSIS: La historia se desarrolla en un mundo ficticio de carácter medieval donde hay Siete Reinos. Hay tres líneas argumentales principales: la crónica de la guerra civil dinástica por el control de Poniente entre varias familias nobles que aspiran al Trono de Hierro, la creciente amenaza de los Otros, seres desconocidos que viven al otro lado de un inmenso muro de hielo que protege el Norte de Poniente, y el viaje de Daenerys Targaryen, la hija exiliada del rey que fue asesinado en una guerra civil anterior, y que pretende regresar a Poniente para reclamar sus derechos. Tras un largo verano de varios años, el temible invierno se acerca a los Siete Reinos. Lord Eddard 'Ned' Stark, señor de Invernalia, deja sus dominios para ir a la corte de su amigo, el rey Robert Baratheon en Desembarco del Rey, la capital de los Siete Reinos. Stark se convierte en la Mano del Rey e intenta desentrañar una maraña de intrigas que pondrá en peligro su vida y la de todos los suyos. Mientras tanto diversas facciones conspiran con un solo objetivo: apoderarse del trono.


templateify.com/contact

templateify.com/contact

http://bit.ly/themepassion

templateify.com/contact