“Es La Felicidad… Estúpido!”

Se habrán derramado ríos de bytes tratando de definir “la felicidad”, partiendo en los poemas líricos y llegando a los edulcorados sobrecitos de azúcar.

Según el optimismo teutón “la felicidad es como el arco iris: nunca se ve sobre la casa propia”, en contraste al pragmatismo gallego, donde se es feliz con “salud, amor y pesetas!” (y hace alguna mención a la bragueta). Dijo Leon Tolstoi -sorprendido en su clase de yoga- “no hay más que una manera de ser feliz: vivir para los demás”. Y para el polémico Abraham Lincoln “casi todas las personas son tan felices como deciden serlo”. Pero no seamos tan solemnes si de felicidad se trata, Sigmund Freud, haciendo gala del humor austríaco acotó, que “existen dos maneras de ser feliz en esta vida, una es hacerse el idiota y la otra serlo”, años después sufrió el plagio de Felipe Solá. Para llegar al cierre de Groucho con su famoso: “Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas:...

Cualquiera puede escribir un sobrecito de azúcar. Para mi “la felicidad es sólo una cuestión de expectativas”. Si hubiera soñado con pasar este verano en la pelopincho y hoy estuviera escribiendo desde Mardel,... sería feliz. Si mis planes incluían conocer a Mickey o visitar a mi tía de Acapulco, hoy estaría verdaderamente frustrado escribiendo bajo la misma sombrilla en La Feliz.
Tu felicidad de hoy depende de cómo te imaginabas ayer, la de todo el mundo.

Podemos acordar la primera conclusión: si mi felicidad depende de las expectativas, contra más “moderadas” sean estas expectativas más probabilidades tengo de ser feliz. Entre el nirvana de Sidarta Gautama y la avaricia de Gordon Gekko, puedo elegir dónde está mi felicidad y qué estoy dispuesto a hacer por alcanzarla.

Ya sé, estás pensando que tu felicidad no tenía sede en Mardel o Disney, quizás era leer un libro, pasar más tiempo con tu familia, salir con amigos, o tener… “un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna…

La segunda y obvia conclusión, es que a todos no nos hacen felices las mismas cosas. Nuestras expectativas -más o menos moderadas- apuntan en diferentes direcciones y van mutando al ritmo de nuestra cabellera. Ya no te sorprende que al mismo argentino que este año lo hizo feliz Mardel, no lo consiga el próximo con nada menos que un bronceado en Punta.

La felicidad del candidato

No se habrán derramado ríos de bytes, pero sí de bits, tratando de definir qué lleva a un votante hasta su candidato, ¿qué define su voto? Están quienes aseguran haber leído la respuesta en el resumen ejecutivo que volanteó Managment & Frut: “ganará quien pueda bajar la inseguridad!” decía un doxóforo en un canal de cable, disputando los gritos vacantes con quien apuntaba a bajar la inflación, interrumpido a su vez por un pensador contemporáneo a quien no se escuchó la tercer primera prioridad, pero se lo vio flamear unos dólares con su mano.

Habitantes del otro borde en la grieta están persuadidos (homenajeando a RA) que el secreto es convencer a los noveles usuarios de cloacas en el segundo cordón, que también lo serán de agua potable o de gas. Otro secreto muy guardado en los afiches propone una famosa “profundización” del modelo, queda claro que quieren hundir algo pero no siempre que.

Haciendo abuso de la simplificación, yo creo que un votante se acerca al candidato que le genera mejores y más creíbles expectativas de ser feliz. Lo que nos deja varios párrafos más arriba, en la segunda y obvia conclusión. Para algunos las expectativas apuntan a que todos tengan las mismas oportunidades de crecer, para otros al crecimiento en la tasa de interés a plazo fijo. Algunos aspiran a un trabajo que les brinde dignidad, otros a dejar de trabajar para vivir de la renta. Acá no hay delito.

En esta carrera por armar la cajita feliz con las mejores y más creíbles expectativas, los candidatos de la oposición tienen su pro (cuac) y sus contras. Aprovechando que no tienen internas (ya que son todas listas colectoras de Clarín), cada combo nos podrá vender un mundo mágico, donde no existe el miedo o el dolor, donde los zócalos de TN te despierten con aforismos de Narosky. Y podrán venderte su cajita sin receta y sin precio, argumentando que el tiempo es tirano para explicarlo en el programa de Santiago del Moro. Ellos no deben -ni pueden- probar que son buenos cocinando la hamburguesa de su cajita, no pueden explicar cómo bajaron el índice de GINI en la CABA y en Tigre, o qué medidas tomaron para el crecimiento de su PBI.
No pueden probar que serán buenos Presidentes. La cajita feliz puede tener colores vistosos pero no hay muestra gratis, es una compra a ciegas.

Para los candidatos del oficialismo es todo lo contrario, es la lógica inversa. Después de 12 años tienen la posibilidad de basar su credibilidad en el pasado, pueden ofrecer la creación de empleo porque crearon millones de puestos de trabajo, la creación de escuelas porque fundaron más de 10 universidades, la mejora en la salud pública porque incorporaron 13 vacunas gratuitas…, pueden prometer el agua potable porque dieron la cloaca.

La gran trampa de esta ventaja radica en la primera conclusión, a mayor cantidad de hechos aportados para construir credibilidad detrás de su cajita feliz, menos moderadas son las expectativas de sus votantes y por lo tanto más difíciles de cubrir. Incluso algunos podrás pensar "si me dieron la cloaca y no el agua, es porque con el agua ellos no pueden" (reemplazando "con el agua" por otros desafíos pendientes a elección del pensador).

La salida a este método de selección en comida rápida, es educar al paladar. “Debemos ideologizar al pueblo!” diría un caudillo en los 50’. Cuantos más votantes entiendan que hay sólo dos escuelas de cocina para asar una hamburguesa, menos estarán expuestos a los comerciales electorales de los diarios y la televisión. En mi limitada visión sólo existen estos caminos para incrementar la posibilidad que nuestro candidato sea feliz, teniendo uno multi-target (uno como D.O.S.) que abarca más expectativas disparadas en diferentes direcciones, y persuadiendo al votante sobre las ventajas de seguir alimentando sus expectativas de este lado de la grieta, como la mejor forma de ir por lo que falta, unidos y organizados.
No ahorremos bits aclarando cuánto más saludable y positivo es el segundo camino.

Si tus expectativas de felicidad se identifican con las pequeñas cosas que ironizaba Groucho, encontrarás tu mejor elección entre los candidatos del multimedio.
Pero si crees que tu vida será mejor cuando todos los argentinos conozcan La Feliz… bueno, ya sabés como se viaja hasta allá.

Sergio Marino

Bron | Broen [****]<br />The Killing sobre The Bridge, pero en idioma original

Bron | Broen, ya su título nos da una pista, Bron en danés y Broen en sueco, nos anticipa una serie en coproducción entre Dinamarca y Suecia, o más exactamente entre las ciudades de Copenhague y Malmö respectivamente, que están unidas desde el año 2000 por El Puente.

Las series con una dupla protagónica de personalidad incompatible nacieron prácticamente con la televisión, desde The Persuaders! (Dos Tipos Audaces) hasta The X-Files, pasando por CHiPs '99 y Starsky & Hutch, pero en este caso le dieron una vuelta de rosca más que interesante. El inspector danés llamado Martin Rhode, interpretado por excelente actor Kim Bodnia (Skytten, Frygtelig lykkelig, Ekko) destinado a grandes papeles, es un tipo afable, entrador, macanudo dirían en el barrio. En cambio la gélida inspectora sueca bautizada Saga Noren, encarnada por Sofia Helin (Masjävlar, Nina Frisk, Arn - Tempelriddaren) parece estar dentro del espectro autista, incapaz de interpretar una ironía o responder con una sonrisa. El funcionamiento de esta pareja, por momentos insostenible y por otros cómica, es una gran base para un argumento de novela negra.

Como ya vimos en otras entregas del cine escandinavo, la técnica es impecable, la música, la dirección, la dinámica de cada capítulo… todo es inobjetable. Al igual que su predecesora Forbrydelsen, la intriga se mantiene sostenida y sólo se comienza a desenmarañar en los últimos capítulos. Y así como nuestros hermanos de Hollywood hicieron una versión de Forbrydelsen llamada The Killing, también hicieron una copia de Bron | Broen titulada The Bridge. Viven rehaciendo lo que ya era perfecto.

Mi recomendación, si te gustó Forbrydelsen (The Killing) no te pierdas Bron | Broen. Si te gusta el cine escandinavo (Borgen, Nymphomaniac, Äkta människor, Flammen og Citronen, Män som hatar kvinnor) dejá lo que estés viendo y comenzó a bajarla. La serie es Notable [****].

TÍTULO ORIGINAL: Bron | Broen
AÑO: 2011
DURACIÓN: 60 min.
PAÍS: Suecia/Dinamarca
DIRECTOR: Henrik Georgsson, Morten Arnfred, Charlotte Sieling, Kathrine Windfeld, Lisa Siwe
GUIÓN: Camilla Ahlgren, Mans Marlind, Hans Rosenfeldt, Nikolaj Scherfig, Björn Stein
MÚSICA: Patrik Andren, Uno Helmersson, Johan Söderqvist
FOTOGRAFÍA: Jorgen Johansson, Olof Johnson, Ari Willey
REPARTO: Sofia Helin, Kim Bodnia, Dag Malmberg, Puk Scharbau, Emil Birk Hartmann, Rafael Pettersson, Anette Lindbäck, Said Legue, Sarah Boberg, Christian Hillborg, Magnus Krepper, Kristian Lima de Faria, Maria Sundbom
PRODUCTORA: Coproducción Suecia-Dinamarca; Filmlance International AB / Nimbus Film Productions / Sveriges Television (SVT) / Zweites Deutsches Fernsehen (ZDF) / Danmarks Radio (DR) / ZDF Enterprises / Norsk Rikskringkasting (NRK)
GÉNERO: Serie de TV. Intriga. Thriller | Asesinos en serie
SINOPSIS: El puente que une Malmö (Suecia) y Copenhague (Dinamarca) sufre un apagón de 45 segundos en medio de la noche. Cuando se recupera la luz, aparece el cadáver de una mujer en la línea que separa ambos países. Acuden comisarios de ambas nacionalidades. Parece un caso de la policía sueca ya que la víctima era de ese país, pero el cuerpo esconde muchas sorpresas, y los daneses se verán involucrados. Y no será la única víctima: hay un plan meticulosamente organizado para causar el terror en la población de ambos países, y las bajas se suceden por doquier.
Bajar Serie
La Derecha Es El Otro

Se entiende como derecha, todo lo que no es kirchnerismo”, Agustín “chivo” Rossi, Ministro de Defensa, 5 de agosto de 2014 en la Gran Cena MAK.
Cuando Néstor me contó de su candidatura a Presidente en el 2003 le dije que cuente con migo, y pregunté: ¿cuántos somos?. Él me respondió: Cristina, Daniel y yo… vos sos el cuarto”, Aníbal “bigote” Fernández, en ese momento Senador de la Nación, 29 de mayo de 2014 en la Gran Cena MAK.

Se conoce como la paradoja Daniel “motonauta” Scioli, a la necesidad de especificar previamente al exacto espacio político desde el cual alguien critica, al imposible de definir políticamente pre-candidato a Presidente por el FPV. Y cumpliendo con ese precepto, arranco.

Yo no abono al discurso de “cuanto peor, mejor” como medio de construcción. Creo en las fuerzas políticas con vocación de transformar desde el poder, y eso implica ganar elecciones. La primera ley concluye en: quiero ganar las elecciones del 2015. Si en el análisis político alguien pierde esa premisa en algún escenario imaginario, sepa que yo ya me bajé de su colectivo.

Además de pretender una victoria del kirchnerismo para el 2015, desearía –y para eso trabajo– que lo haga con un candidato que no sólo continúe con este proyecto político, sino que lo profundice. Y en ese camino identifico a Agustín Rossi, también a Sergio Urribarri, incluso podría ser Aníbal Fernández o Jorge Capitanich, y me permito soñar (mucho) con Axel Kicillof, pero no uso el etcétera porque aquí no aplica. Pero como bien afirma Isaac Asimov en el cierre de la segunda ley de la robótica, me gustaría ganar con ellos “excepto que esto entrase en conflicto con la primera ley”. Y en ese silogismo, el hombre que pasa al frente como una locomotora es nuestro Ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo.

Ahora bien… como todos saben (o debieran saber) las leyes de la robótica son tres, lo que convierte en perfectamente factible, que en algún universo me vean impulsando la candidatura del FPV con Daniel Osvaldo Scioli (DOS), si la opción sobre rieles conspira al cumplimiento de la primera ley.


Habiendo concluido con este sinfín de condicionales, me pregunto y les pregunto a los kirchneristas: Si Néstor entendió que la primer necesidad de su proyecto era sumar a quien aportaba votos más cercanos a la centro-derecha. Si Cristina decidió que esos votos seguían siendo válidos para ganar dos veces las elecciones. ¿Por qué lo criticamos al motonauta cuando va por sus votos al evento del Grupo Clarín?, por el contrario yo espero verlo hoy sentado en la mesa de la detestable señora, para rapiñar algún votante más entre el postre y alguno de sus exabruptos. ¿O acaso mi estimado Carlos Kunkel o la querida Hebe de Bonafini, podrían sentarse en esa hedionda mesa para traer esos votos?

Nuestra misión es cumplir con la primera ley, sumar cada voto necesario, todo hecho político debe analizarse en la medida que sume o reste a ese propósito. Dejen a Scioli hacer su trabajo y no descuidemos el nuestro. Yo creo firmemente que en las PASO el DOS sale segundo, y espero que para entonces nos haya dejado los votos necesarios para ganar en primera vuelta con un candidato K.


El 2015 ya llegó, las apuestas están abiertas…

Sergio Marino

Foxcatcher [***]<br />Lucha greco-romana y tragedia griega

Foxcatcher es una película increíble en muchos sentidos, pero el más increíble es que la familia du Pont haya permitido que la filmaran. El director Bennett Miller (Moneyball) ya nos había entregado una biografía en Capote, esta podría decirse que transita el mismo camino al mostrarnos la vida de los hermanos Schultz, medallistas olímpicos en lucha greco-romana.

Cortito y al pié, arranco por las vacías: la película es un poco lenta, la musicalización no te ayuda a despabilar y la historia no es Edipo Rey (aunque algo de eso hay), sumando a un final muy mejorable. Pero al estar basada en una historia real le sumamos un puntito.
Podrías suponer que se trata de atletismo, pero si bien hay escenas interesantes de lucha, se trata de la relación tortuosa entre tres personas que protagonizan casi por igual.

Las actuaciones lo son todo, se ganan las nominaciones al Festival de Cannes y Globos de Oro. Mark Ruffalo (The Avengers, Shutter Island, Blindness) usurpando un cuerpo que no le pertenece, interpreta al hermano mayor, entrenador y soporte mental de Channing Tatum (G.I. Joe: Retaliation, The Vow, The Eagle) un luchador “tractorcito” –mucha fuerza y pocas luces– Hubiera afirmado que eran luchadores reales, así como hermanos reales, las interpretaciones son impecables y muy creíbles. Pero la actuación que se roba la película es la de Steve Carell, que siguiendo tradiciones como Jim Carrey cuando hizo The Number 23, o Tom Hanks cuando hizo Philadelphia, abandona su rol cómico de Get Smart, The 40-Year-Old Virgin o The Office para interpretar a un magnate, excéntrico y controlador como John du Pont, que mixtura el halo naif del jardinero Peter Sellers en Being There y la caricatura de Montgomery Burns.

La película es muy especial, un target cinéfilo la va a disfrutar y para el resto sólo será Interesante [***].

TÍTULO ORIGINAL: Foxcatcher
AÑO: 2014
DURACIÓN: 134 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Bennett Miller
GUIÓN: Dan Futterman, E. Max Frye, Kristin Gore
MÚSICA: Rob Simonsen
FOTOGRAFÍA: Greig Fraser
REPARTO: Steve Carell, Channing Tatum, Mark Ruffalo, Sienna Miller, Anthony Michael Hall, Vanessa Redgrave, Tara Subkoff, Sherry Hudak-Weinhardt, Guy Boyd, Brett Rice, Jackson Frazer, Samara Lee, Francis J. Murphy III, Jane Mowder, David Bennett, Lee Perkins, Robert Haramia
PRODUCTORA: Sony Pictures / Annapurna Pictures / Likely Story / Media Rights Capital
GÉNERO: Drama | Deporte. Basado en hechos reales.
SINOPSIS: Cuando Mark Schultz (Channing Tatum), medallista de oro olímpico, es invitado por el rico heredero John du Pont (Steve Carell) para instalarse en su magnífica residencia familiar y ayudarle a crear un campo de entrenamiento de alto nivel, con el fin de preparar un equipo para los Juegos Olímpicos de Seúl de 1988, Schultz dice que sí inmediatamente. Allí espera tener la posibilidad de concentrarse en su entrenamiento y dejar de quedar siempre detrás de su hermano Dave (Mark Ruffalo).
Bajar Torrent

templateify.com/contact

templateify.com/contact

http://bit.ly/themepassion

templateify.com/contact