Se entiende como derecha, todo lo que no es kirchnerismo”, Agustín “chivo” Rossi, Ministro de Defensa, 5 de agosto de 2014 en la Gran Cena MAK.
Cuando Néstor me contó de su candidatura a Presidente en el 2003 le dije que cuente con migo, y pregunté: ¿cuántos somos?. Él me respondió: Cristina, Daniel y yo… vos sos el cuarto”, Aníbal “bigote” Fernández, en ese momento Senador de la Nación, 29 de mayo de 2014 en la Gran Cena MAK.

Se conoce como la paradoja Daniel “motonauta” Scioli, a la necesidad de especificar previamente al exacto espacio político desde el cual alguien critica, al imposible de definir políticamente pre-candidato a Presidente por el FPV. Y cumpliendo con ese precepto, arranco.

Yo no abono al discurso de “cuanto peor, mejor” como medio de construcción. Creo en las fuerzas políticas con vocación de transformar desde el poder, y eso implica ganar elecciones. La primera ley concluye en: quiero ganar las elecciones del 2015. Si en el análisis político alguien pierde esa premisa en algún escenario imaginario, sepa que yo ya me bajé de su colectivo.

Además de pretender una victoria del kirchnerismo para el 2015, desearía –y para eso trabajo– que lo haga con un candidato que no sólo continúe con este proyecto político, sino que lo profundice. Y en ese camino identifico a Agustín Rossi, también a Sergio Urribarri, incluso podría ser Aníbal Fernández o Jorge Capitanich, y me permito soñar (mucho) con Axel Kicillof, pero no uso el etcétera porque aquí no aplica. Pero como bien afirma Isaac Asimov en el cierre de la segunda ley de la robótica, me gustaría ganar con ellos “excepto que esto entrase en conflicto con la primera ley”. Y en ese silogismo, el hombre que pasa al frente como una locomotora es nuestro Ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo.

Ahora bien… como todos saben (o debieran saber) las leyes de la robótica son tres, lo que convierte en perfectamente factible, que en algún universo me vean impulsando la candidatura del FPV con Daniel Osvaldo Scioli (DOS), si la opción sobre rieles conspira al cumplimiento de la primera ley.


Habiendo concluido con este sinfín de condicionales, me pregunto y les pregunto a los kirchneristas: Si Néstor entendió que la primer necesidad de su proyecto era sumar a quien aportaba votos más cercanos a la centro-derecha. Si Cristina decidió que esos votos seguían siendo válidos para ganar dos veces las elecciones. ¿Por qué lo criticamos al motonauta cuando va por sus votos al evento del Grupo Clarín?, por el contrario yo espero verlo hoy sentado en la mesa de la detestable señora, para rapiñar algún votante más entre el postre y alguno de sus exabruptos. ¿O acaso mi estimado Carlos Kunkel o la querida Hebe de Bonafini, podrían sentarse en esa hedionda mesa para traer esos votos?

Nuestra misión es cumplir con la primera ley, sumar cada voto necesario, todo hecho político debe analizarse en la medida que sume o reste a ese propósito. Dejen a Scioli hacer su trabajo y no descuidemos el nuestro. Yo creo firmemente que en las PASO el DOS sale segundo, y espero que para entonces nos haya dejado los votos necesarios para ganar en primera vuelta con un candidato K.


El 2015 ya llegó, las apuestas están abiertas…

Sergio Marino

Publicado por Sergio Marino

Te puede interesar

2 comentarios :

  1. No sé porqué nadie se acercó hasta ahora para felicitarlo por esta excelente nota. Permítame ser el primero en hacerlo.

    Aprovecho para comentarle que pueden alcanzarse conclusiones semejantes si se reemplazan las tres leyes de la robótica por esta conocida trilogía debida a Perón:
    Primero la Patria, Después el Movimiento, Finalmente los hombres.

    ResponderEliminar
  2. Hoy postee otra nota sola para vos, no es un alago sino una triste realidad :)

    http://www.nagus.info/2016/03/los-peligros-del-contexto-y-el-enemigo.html

    ResponderEliminar

templateify.com/contact

templateify.com/contact

http://bit.ly/themepassion

templateify.com/contact