Títulos
Loading...

La Radio MAK

Qué tenés ganas de ver?

Todo es política

Featured Post

MANUAL DEL MILITANTE PASIVO

DEL FRENTE CENAS Y CAFÉS Para todos aquellos que aceptan diariamente arriesgar la paz de una buena cena por la defensa de un modelo....

Spinoza - Jorge Luis Borges



Las traslúcidas manos del judío
labran en la penumbra los cristales
y la tarde que muere es miedo y frío.
(Las tardes a las tardes son iguales.)

Las manos y el espacio de jacinto
que palidece en el confín del Ghetto
casi no existen para el hombre quieto
que está soñando un claro laberinto.

No lo turba la fama, ese reflejo
de sueños en el sueño de otro espejo,
ni el temeroso amor de las doncellas.

Libre de la metáfora y del mito
labra un arduo cristal: el infinito
mapa de Aquel que es todas Sus estrellas.

4 comentarios:

  1. Estoy muy contento de haber descubierto su blog, amigo Nagus (¡series y Borges!). Es tan bueno este soneto... Va el comentario técnico: endecasílabos, formato tradicional de dos cuartetos y dos tercetos, con rima cambiante (abab, cddc, dde, ffe).

    Saludos bruselenses.

    ResponderBorrar
  2. Aparte: ¡Borges lo lee feo! Con una entonación que rompe la musicalidad propia del soneto. Curioso.

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Piense que Borges "no lo lee" lo recita de memoria en esos tiempos :-)

      Borrar
  3. Claro, pero eso es lo que lo hace aún más raro! La memorización de poemas se basa justamente en el ritmo "natural" de la forma métrica.

    ResponderBorrar