Probablemente quienes no logran conformar mayorías hayan contribuido a sobrevalorar el consenso en la Argentina.

La República expresa claramente los porcentajes necesarios para imponer una norma o un gobernante. En ningún caso exige un consenso, y agradecemos que así sea.

Por otro lado, no es potestad de un diputado decidir si una ley se aprueba con la mayoría simple o no. El diputado cuyo proyecto fue aprobado por el 51% de la Cámara no sólo puede darlo por aprobado sino que debe darlo por aprobarlo, por el acuerdo establecido con sus representados.

Si este mismo diputado desistiese de aprobar su proyecto y decidiera eliminar algunos puntos valorados por sus representados con el fin de conseguir el apoyo del 100%, estaría estafando a su electorado. La obligación del diputado es hacer respetar el apoyo expresado al proyecto según las estrictas cláusulas constitucionales.

Cualquier concesión hecha en pos de lograr consenso es una estafa a las mayorías a quienes la constitución no obligaba a hacerlas.

Escuchá el MAKnual




Publicado por Sergio Marino

Te puede interesar

1 comentario :

  1. Cuando las élites gobernaban existía la palabra consenso?'

    ResponderEliminar

templateify.com/contact

templateify.com/contact

http://bit.ly/themepassion

templateify.com/contact