El General mexicano Francisco Serrano fumaba y leía,
hundido en un sillón del casino militar de Sonora.
El General leía el diario.
El diario estaba cabeza abajo.
El Presidente Alvaro Obregón quiso saber:
-¿Usted lee siempre el diario al revés?
El General asintió.
-¿Y se puede saber por qué?
-Por experiencia, Presidente. Por experiencia.

Te puede interesar

0 comentarios

templateify.com/contact

templateify.com/contact

http://bit.ly/themepassion

templateify.com/contact