Cloud Atlas (El Atlas de las Nubes) [****] La historia universal de las revoluciones comprimida en una peli

Tan difícil de explicar como de filmar. Tomaron la novela de David Mitchell, que bien podía ser una serie de TV o una trilogía, y la prensaron en una película de tres horas. Metieron en la licuadora desde Soylent Green hasta El Agujero en la Pared, desde Gladiator hasta One Flew Over the Cuckoo's Nest, series como Raíces o como Logan's Run, mezclaron una parte de la revolución racial, dos partes de la homosexual y tres de la social. Rozaron a la religión budista como lo haría un autor cientologista, para terminar con una alegoría cristiana que reescribe la Biblia según el evangelio de Sonmi 451 (encarnada en Du-na Bae) que en su número lleva otra referencia al maestro Bradbury.

Son seis historias de seis épocas diferentes contadas al unísono. Cuentos cortos –de unos 30 minutos cada uno– abarcan narraciones que comienzan en 1850, 1933, 1972, 2012, para terminar en una Seúl del 2130 que nació con Blade Runner y un final en 2300 ambientado en la (espantosa) remake de The Time Machine.

El pecado del film podría resumirse en que “el que mucho abarca poco aprieta”, de las seis historias hay un par que no aportan demasiado al fondo de la cuestión. La película no es para cualquiera, hay que desenmarañarla y eso te lleva al menos los primeros 45 minutos, si los superás después se disfruta más.
El desafío lo asumieron los hermanos Wachowski (padres de Matrix) y Tom Tykwer(el alemán director de Das Parfum), pero el premio se lo debieron llevar los responsables de los efectos visuales, música y maquillaje. Del reparto se destaca Tom Hanks (siempre bien), Halle Berry (X-Men), Jim Broadbent (The Iron Lady), Hugo Weaving (nuestro querido Agente Smith en la trilogía de Matrix), Du-na Bae, Susan Sarandon, Hugh Grant y siguen las firmas.

¿Cómo mostrar que en todas las épocas hay motivos para una revolución y revolucionarios dispuestos a cambiar el mundo? y que quizás sean las mismas revoluciones, los mismos revolucionarios y sus karmas. Un proyecto muy pretencioso y por eso me gusta. Notable [****].

TÍTULO ORIGINAL: Cloud Atlas
AÑO: 2012
DURACIÓN: 172 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Tom Tykwer, Andy Wachowski, Lana Wachowski (AKA Larry Wachowski)
GUIÓN: Andy Wachowski, Lana Wachowski (AKA Larry Wachowski), Tom Tykwer (Novelas: David Mitchell)
MÚSICA: Reinhold Heil, Johnny Klimek, Tom Tykwer
FOTOGRAFÍA: Frank Griebe, John Toll
REPARTO: Tom Hanks, Halle Berry, Jim Broadbent, Hugo Weaving, Jim Sturgess, Du-na Bae, Ben Whishaw, James D'Arcy, Xun Zhou, Keith David, David Gyasi, Susan Sarandon, Hugh Grant, Robert Fyfe, Martin Wuttke, Robin Morrissey, Brody Lee, Amanda Walker, Ralph Riach, Andrew Havill
PRODUCTORA: Coproducción Estados Unidos-Hong Kong-Singapur-Alemania; Cloud Atlas Productions / X-Filme Creative Pool / Anarchos Pictures / Ascension Pictures / Five Drops / Media Asia Group
GÉNERO: Ciencia ficción. Drama. Romance. Thriller | Historias cruzadas. Cine épico
SINOPSIS: Conjunto de varias historias que se desarrollan en el pasado, el presente y el futuro. Cada una de ellas está contenida en la anterior, y todas están enlazadas entre sí por pequeños detalles.
Bajar Torrent
The Master [**] Un opa y el nacimiento de una religión ¿te suena?


Para qué ponerle suspenso, es mala, aburrida,… un bodrio.
Joaquin Phoenix hace de opa, lo hace bien, creíble, un Mascherano de Hollywood que siempre rinde por encima del equipo. Philip Seymour Hoffman hace de Lancaster Dodd, inspirado en L. Ron Hubbard, el fundador de la Cientología, si lo viste en Truman Capote (por la que le dieron un Oscar) o en Moneyball, o en Jack Goes Boating, o tantas otras… es igual, siempre hace de sí mismo. El resto del elenco, hace del resto.

Después de 6000 años de estar inventando religiones, esta es la historia de una nueva que inventaron a mitad del siglo pasado. Lo bueno de esta religión es que es superadora, o sea, es más absurda que todas las anteriores. Y en eso la película lo refleja fielmente.
Lo hubieran aprovechado al devoto Tomás Crucero, con Felipe sólo llegan a Floja [**]

TÍTULO ORIGINAL: The Master
AÑO: 2012
DURACIÓN: 137 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Paul Thomas Anderson
GUIÓN: Paul Thomas Anderson
MÚSICA: Jonny Greenwood
FOTOGRAFÍA: Mihai Malaimare Jr.
REPARTO: Joaquin Phoenix, Philip Seymour Hoffman, Amy Adams, Laura Dern, Kevin J. O'Connor, Rami Malek, Jesse Plemons, Fiona Dourif, David Warshofsky, Lena Endre, Ambyr Childers
PRODUCTORA: The Weinstein Company / Annapurna Pictures / Ghoulardi Film Company
GÉNERO: Drama | Religión
SINOPSIS: Drama sobre la Iglesia de la Cienciología. Lancaster Dodd (Seymour Hoffman), un intelectual brillante y de fuertes convicciones, crea una organización religiosa que empieza a hacerse popular en Estados Unidos hacia 1952. Freddie Quell (Joaquin Phoenix), un joven vagabundo, se convertirá en la mano derecha de este líder religioso. Sin embargo, cuando la secta triunfa y consigue atraer a numerosos y fervientes seguidores, a Freddie le surgirán dudas.

Bajar Torrent
El Atentado (The Attack) [****] Nada es tan claro entre Israel y Palestina

Opinar sobre el conflicto entre Israel y Palestina en las tierras ocupadas (quizás esto última ya nos diga algo) es tan difícil como opinar de moda siendo ciego. Creo que sólo quienes viven el conflicto desde cerca, pueden comprender la interminable complejidad de años de odio y violencia recíproca.

Esta película libanesa nos permite espiar durante 95 minutos por una estrecha ventana que nos acerca a esa realidad. En ella veremos como Amin Jaafari -Ali Suliman, al que recordaremos por films como “Los Limoneros”, “Paradise Now” o “Red de Mentiras” y de soberbia actuación en esta- comienza interpretando a un médico de origen palestino altamente considerado entre la sociedad de Tel Aviv, felizmente casado y con gran éxito profesional. Y termina sintiéndose excluido en ambas sociedades cuanto más se acerca a la verdad.

Ziad Doueiri dirige esta película originaria del Líbano en coproducción Líbano-Francia-Bélgica-Qatar, basada en el best seller de Yasmina Khadra del mismo título. El film participó en la 60 Edición del Festival Internacional de Cine de San Sebastián y obtuvo grandes aplausos en sus proyecciones. Lo bueno y lo malo de esta película es que no te resuelve nada, sólo te muestra una realidad para que vos te calces esos zapatos y obtengas tus propias sensaciones. Buena [***]

TÍTULO ORIGINAL: L'attentat (The Attack)
AÑO: 2012
DURACIÓN: 95 min.
PAÍS: Líbano
DIRECTOR: Ziad Doueiri
GUIÓN: Ziad Doueiri, Joelle Touma (Novela: Yasmina Khadra)
MÚSICA: Éric Neveux
FOTOGRAFÍA: Tommaso Fiorilli
REPARTO: Ali Suliman, Evgenia Dodena, Reymond Amsalem, Dvir Benedek, Uri Gavriel
PRODUCTORA: Coproducción Líbano-Francia-Bélgica-Qatar; Uag / 3B Productions / Canal Plus
GÉNERO: Drama | Terrorismo. Conflicto árabe-israelí

SINOPSIS: Amin Jaafari, un cirujano israelí de origen palestino, está completamente integrado en la sociedad de Tel Aviv. Tiene un matrimonio feliz, una carrera brillante y numerosos amigos judíos. Cuando un ataque suicida en un restaurante deja 19 muertos y la policía israelí le confirma que su mujer, que también ha muerto en la explosión, era la causante del atentado, él rechaza de plano la acusación, pero sus convicciones empiezan a tambalearse cuando recibe una carta póstuma de su mujer confirmándole su protagonismo en la matanza. Destrozado por la revelación y desesperado por entender cómo ha podido pasarle inadvertido cualquier indicio de las intenciones de su mujer, Amin Jaafari abandona el ambiente de relativa seguridad de su patria de adopción y se adentra en los Territorios Palestinos para llegar hasta los fanáticos que la reclutaron.

Bajar Torrent



Diccionario De Negocios Entre El Mundo Real Y El Virtual

Nuestro rol como desarrolladores Web ha mostrado su lado desafiante en varias oportunidades. Somos una especie de guía para emprendedores que deciden embarcarse en esta aventura anfibia, vivida entre lo real y lo virtual. Nuestra generación ha sido la última nacida en una realidad off-line, y en consecuencia debe atravesar un camino de aprendizaje para incorporar las conductas que lo lleven al éxito, en este nuevo mundo llamado Internet.

Cuando se acerca un emprendedor en busca de esos “consejos mágicos” para la apertura de su negocio on-line, lo primero que hacemos es confirmar su sospecha sobre la inexistencia de la magia y más aun en los negocios, aunque sean virtuales. La mayor parte de esos consejos los trae consigo el propio empresario, y acá ensayo nuestra disculpa: así como lo hacen los economistas, los abogados, los médicos y tantos otros profesionales, quienes vivimos de la tecnología, hemos ido inventando nuestra propia jerga para simular algún grado de complejidad que justifique nuestro sustento. Con el tiempo comenzamos a bautizar conceptos con siglas e infinidad de palabras impronunciables que estimulan en el no iniciado esa ilusión de “virtualidad” cuando, en el fondo, no hay nada más concreto que los negocios.

Así como un arquitecto construye una sucursal para su negocio, un desarrollador de sitios Web construye la tienda on-line para el emprendedor. La única diferencia –si me dejan jugar con la analogía– es que esta última estará situada en una realidad ajena a la experiencia del empresario. Imaginemos que la nueva tienda pudiera tener sus bases en Singapur o en Sri Lanka y que nuestro empresario tal vez desconozca las normas de construcción en esas locaciones, cómo debe publicitar su comercio allí, cómo se realiza el proceso de cobranza, la entrega de la mercadería, etcétera. Con la tienda on-line, salvando estas traducciones geográficas (o tecnológicas), las reglas de negocio para tener éxito serán las mismas que en la calle Florida.

Ejemplifiquemos con algunas traducciones en este diccionario de negocios on-line / off-line:

  • Si analizamos una cadena comercial con varias sucursales, es muy probable que cada una tenga su propia estrategia de productos. Es sabido que, dependiendo de su entorno geográfico, no todos los productos se venden por igual (los supermercados son un claro ejemplo de esto). Lo mismo pasa con la tienda on-line. Así como hay productos costosos o de moda que se venden mejor en un barrio u otro, algunos artículos despiertan más interés cuando son ofrecidos a través de Internet. Las características del medio (intangible, global, relacionado) facilitan la venta de “commodities”, es decir, productos que no necesitan ser tocados para ser elegidos (libros, CD’s, pasajes, etc.). También se revalorizan las “marca país” (tango, fútbol, yerba, etc.) a raíz del alcance mundial que adquiere nuestra oferta, y siempre los artículos más económicos serán preferidos para transaccionar en la virtualidad.
  • Otro aspecto del marketing a tener en cuenta es la promoción de nuestra sucursal. Si bien los medios tradicionales siguen siendo válidos (gráfica, radio, televisión), el medio virtual suma sus propios canales de difusión, como las Redes Sociales, las suscripciones a Newsletters y diferentes actividades on-line que es posible generar para atraer visitantes a nuestro sitio (ofertas, sorteos, etc.).
  • Un viejo axioma del comercio minorista reza que el secreto está en la “location, location, location” (ubicación), y los negocios en la Red no escapan a esa ley. Seguramente un local en la avenida principal de Sri Lanka será más caro que en las afueras y en Internet pasa lo mismo, sólo que el posicionamiento de la tienda se logra obteniendo los mejores lugares en el resultado del buscador (Google). Técnicamente nos referimos a esto como SEO o SEM (por sus siglas en inglés, de “Search Engine Optimization” o “Search Engine Marketing”), pero lo importante es el concepto: no es muy inteligente invertir un capital construyendo un gran local de ventas y después abandonarlo en un barrio alejado del centro comercial.
  • Cuando buscamos acercarnos al calor de la multitud que pasa frente a nuestras vidrieras, lo hacemos por la lógica presunción de que “a mayor cantidad de visitantes en nuestro negocio, mayor posibilidad de venta”. El posicionamiento que mencionábamos antes habrá dejado a esa multitud exactamente frente a nuestro escaparate virtual (home), ahora debemos conseguir que entren. Para lograrlo nuestro local deberá ser accesible para todos. La traducción on-line implica que nuestro visitante lo pueda recorrer con cualquier navegador (browser) y en tantas plataformas como sea posible (tablet, mobile, etc.), y además que esto pueda ser hecho independientemente de sus limitaciones personales (discapacidades o carencias de conocimiento o experiencia).
    Por último, al igual que en el viejo comercio, será mejor si podemos hablarle a nuestro cliente en varios idiomas. El hecho que la Web no sea lo suficientemente flexible y cuente con una óptima accesibilidad, impide el acercamiento de potenciales clientes.
  • Una característica que parece obvia pero no siempre se termina de considerar, es el alcance mundial que tienen las tiendas en Internet. El empresario que viene del mundo tangible suele pensar en su mercado como el grupo de personas que pueden llegar hasta su local, y no tiene en cuenta que el día de la puesta on-line de su negocio existe la posibilidad que una compra sea hecha desde otra provincia, país o continente. Tener prevista una solución logística es imprescindible. Comprometer un tiempo de entrega, la posibilidad de una devolución y todas las implicancias del delivery es una diferencia clásica en este nuevo tipo de sucursal.
  • Del mismo modo en que nos detuvimos a pensar en la entrega, es imprescindible anticipar qué medios de pago dispondremos para cobrar estas ventas globales. Siguiendo la misma lógica de nuestro supermercado: “contra más medios de pago ofrezca a los clientes, mayores serán sus ventas”. La única aclaración de nuestro diccionario, es que la primera opción del mercado real (el pago en efectivo) es la última en el virtual, con lo cual se hace necesario pensar en el uso de plásticos (tarjetas de crédito). Además, si nuestro local tiene tantos productos como el supermercado de nuestro ejemplo, pensemos lo difícil que sería comprar en él sin un carrito. Y lo felices que seríamos si nos reciben con nuestra lista de compras preparada cada vez que llegamos a la sucursal, algo mucho más fácil de lograr en nuestro carrito de compras virtual.
  • Ya pensamos en todo lo necesario para abrir la sucursal –no importa en qué ciudad– pero no podemos pretender que el negocio se atienda solo, ¿o sí? Nuestra tienda virtual requiere de la misma dedicación que cualquier otra con la diferencia de que la podemos atender desde casa; el objetivo sigue siendo el mismo, la calidad de servicio. Será importante responder a nuestros clientes de forma rápida y eficiente, manteniéndolos informados sobre nuestros productos, novedades o servicios.
  • Y por último, como cualquier otro negocio, necesitamos gerenciarlo. Así como el responsable de nuestro supermercado habitual analiza si los productos se venden más en la punta de góndola o mediante el recorrido de sus clientes, nosotros disponemos de herramientas mediante las cuales analizar el recorrido de los visitantes en el sitio (Web Analytics), observando el comportamiento de nuestros clientes, probaremos mejoras constantes y volveremos a medir para tomar las mejores decisiones en nuestra sucursal on-line.

En resumen, esta tarde cualquiera de nosotros tomará la decisión de comprar un producto porque recibió una oferta, le enviarán ese producto a su casa, lo podrá pagar con facilidades y confirmará la compra sintiéndose atendido tal cual lo esperaba. Lo interesante es que no importará demasiado si esa oferta se originó en el local de la esquina de su barrio o en una Web de Singapur, sólo será cuestión de haber sabido usar el diccionario.


Sergio Marino

Día De Internet

El próximo 17 de mayo el mundo celebra una vez más el Día de Internet y, como Director de la Comisión de Entrepreneurs en la Cámara Argentina de Comercio Electrónico, intenté sintetizar su evolución en contexto con otros medios, para tener una real dimensión sobre dónde estamos y qué podemos esperar de Internet.



¿De dónde partimos y hasta dónde llegamos?

Quienes participamos en el desarrollo de la Red por más de una década, aun recordamos la necesidad de explicar qué era Internet allá por el año 2000. Hoy pareciera que ya nadie necesita una definición para esta “red mundial de computadoras interconectadas”, pero sigue siendo muy útil ponerla en contexto.

La potencialidad de las redes está lejos de haber nacido en este siglo, o en esta era. Trescientos años antes de Cristo los romanos ya comenzaban la construcción de la Via Appia, para continuar con la Via Agrippa, Domitia, Egnatia y así tejieron la primera red hasta gestar el concepto de que “todos los caminos conducen a Roma”. Esta red que trasladaba mercaderías, ejércitos y riqueza mostró cómo el imperio podía utilizarla para extender su cultura y dominación.
Algunos siglos después y más cerca nuestro, los Incas construían su Camino logrando los mismos propósitos. Y después de la Revolución Industrial, los norteamericanos aplicarían la misma estrategia con su red ferroviaria.
El poder de la redes para extender lazos culturales y comerciales se ha ido comprobando desde los orígenes de nuestra civilización, pero veamos cómo evolucionó en las redes de comunicación.

Una métrica mundialmente difundida es el tiempo que requiere un medio para llegar a los 50 millones de usuarios. Si escuchamos las primeras emisiones de radio a principios del siglo XX, tuvimos que hacerlo por 38 años para estar escuchando junto a 50 millones más. Quienes vieron el nacimiento de la televisión durante la Gran Depresión, esperaron 13 años para cruzar la marca de los 50 millones de televidentes, y 60 años para que sus emisiones cubran al mundo entero. En cambio, el servicio de conexión por cable sólo tardó 6 años en alcanzar esos usuarios. Si no los sorprende que en sólo 4 años Internet ya pasara los 50 millones de usuarios conectados, quizás lo haga el iPod que demoró 3 años, Facebook que lo hizo en 2, o YouTube que lo alcanzó en 10 meses y Google+ en sólo 4.

Es redundante destacar el crecimiento exponencial que tienen las nuevas redes de comunicación tecnológicas para lograr su masividad. Probemos aumentando la métrica a 150 millones de usuarios: el teléfono tardó 89 años, mientras que la televisión apenas 38, la telefonía celular 14 años, pero el iPod la mitad, 7, y Facebook sólo 5 años.
Un resultado similar obtendremos si analizamos cuánto tardaron estos medios en obtener su primer billón de dólares en inversión publicitaria: La radio demoró 45 años, la televisión llegó en 10, el cable en 7 años e Internet lo logró en sólo 3.

Hoy calculamos que 7.000 millones de almas circulan por nuestro planeta, un tercio de ellas están conectadas a Internet, y 800 millones muestran sus vidas en Facebook. En Latinoamérica la penetración de Internet supera el promedio con 236 millones de usuarios.

Acorde al Estudio de Comercio Electrónico en Argentina que presentara la CACE, nuestro país pasó de 3,7 millones de usuarios en año 2001, a 30,5 millones en el 2011. Observando que en el año 2001 sólo el 10% de ellos realizaban transacciones en línea, mientras que en el 2011 llegan al 29,5%.
Algo similar se observa en los enlaces a Internet, que pasaron de 130.000 en el año 2001, a 5.700.000 conexiones en 2011, siendo casi en su totalidad de banda ancha.

Nuestro país tiene un 74% de habitantes devenidos en usuarios de la Red, ocupando el primer lugar en la región que sólo llega al 40,7% en promedio, y a su vez muy por encima del promedio mundial de 30,2%. Se espera que esta ventaja se acreciente aun más, producto de los programas Argentina Conectada y Conectar Igualdad.

El año pasado el comercio electrónico en la Argentina alcanzó ventas por 11.593 millones de pesos, creciendo un 49,5% respecto al año 2010. Estimativamente, representa el 8,3% de las ventas on-line en Latinoamérica.
Una característica significativa que revela el estudio es que 3 de cada 4 usuarios de Internet consultan en la Web y comienzan allí su proceso decisor de compras, aunque no todos terminen en ese ámbito. Si contamos este momento como determinante, las ventas definidas en Internet superan los 100 mil millones de pesos.

Las empresas consultadas estimaron para este año un crecimiento del 41% respecto al monto facturado por comercio electrónico en el 2011. Sin embargo, la realidad suele superar las estimaciones en este rubro, donde el promedio de incremento interanual ha sido en los últimos 5 años del 48%, y el crecimiento acumulado entre el año 2006 y fines de 2011 es del 504%.

Cuando comencé a trabajar en el desarrollo Web oía con frecuencia a los gurús que vaticinaban cifras y escenarios a 10 o 25 años, el vértigo de su crecimiento hoy nos dificulta imaginar cómo será el mundo en apenas 5 años, pero mucho más difícil es imaginar un mundo sin Internet.



Transit [***] Para verla pasar

Un clásico thriller de acción que intenta tensar nuestros nervios durante 89 minutos, no hay que desmerecer el intento pero cualquier telemarketer de una compañía de seguros lo hace igual y con menos presupuesto.

Lo protagoniza James Caviezel (John Reese en la serie Person of Interest) haciendo un bueno lastimoso, y James Frain (que no protagoniza nada hace muuucho) haciendo de malo un poquito más comprable, ayudado por Harold Perrineau (el morocho bueno de Lost).

No es mi género favorito, prefiero ver los noticieros y apostar por el que muestre más muertos en un fin de semana largo. Sólo Pasable [***]

TÍTULO ORIGINAL: Transit
AÑO: 2012
DURACIÓN: 89 min.
PAÍS: Estados Unidos
DIRECTOR: Antonio Negret
GUIÓN: Michael Gilvary
MÚSICA: Christopher Westlake
FOTOGRAFÍA: Yaron Levy
REPARTO: James Caviezel, James Frain, Elisabeth Rohm, Harold Perrineau, Diora Baird
PRODUCTORA: After Dark Films
GÉNERO: Thriller. Drama
SINOPSIS: El film nos contará como una banda de ladrones que huye del robo de un banco se topa con una familia en su viaje de acampada. Los criminales esconderán el dinero robado en el todo terrero de la familia mientras estos paran a descansar. Esta familia de montañeros, con Caviezel a la cabeza, verá como su camino se verá mezclado con esta banda de ladrones asesinos sin escrúpulos.

Bajar Torrent
Somos La Última Generación Silvestre

En la Argentina somos unos adelantados, el primero de abril se evoca como el Día Mundial de Conciencia sobre el Autismo, cuando en el resto del mundo es al día siguiente. Casualmente (?) en esta semana se estrenó la serie Touch donde el extorturador oficial de 24 -Kiefer Sutherland- reutiliza sus dos gestos actorales para interpretar al padre de un autista que dice ver los hilos conectores que vinculan los destinos de las 7.080.360.000 de personas en la tierra. El autista consiente de la matrix parece restringir aun más el escaso margen de libre albedrío que alguna vez mencionamos, sin embargo la humanidad sigue creyendo que llegó a ese número producto de la evolución natural y su propia capacidad.

Las crisis en la humanidad nacieron con el hombre, siempre evolucionando y a punto de su extinción. El primer registro sucedió hace 12 mil años, cuando parecía que compartiríamos el triste destino de los dinosaurios. Quizás en el último cambio climático donde no tuvimos responsabilidad: con el calentamiento del planeta emergieron los desiertos y los hasta entonces pueblos nómades debieron emigrar al sedentarismo para no extinguirse por hambre. Es ahí cuando la tecnología nace y salva a la humanidad por primera vez con una invención que multiplicaría los alimentos, el arado.

Muchas otras veces coqueteamos con la hambruna, producto de las pestes, de las guerras o de nuestro… ingenio. Después de muchos avatares, en 1774 el escocés James Watt construye la primer máquina de vapor, regalando uno de los más importantes inventos de nuestra historia. Con ella da nacimiento a la Revolución Industrial y a la condensación habitacional en torno a las ciudades del siglo XVIII. El crecimiento exponencial de estas urbes trajo el hambre, y lo que parecía una bendición tecnológica involucró un riesgo imprevisto y mortal. Cuando creímos que la revolución industrial sería más mortífera que la peste, un químico alemán llamado Justus von Liebig descubrió que el fósforo multiplicaba los cultivos, y así se convirtió en el padre del primer fertilizante. En Inglaterra, donde la población crecía más rápido que en ningún otro lugar, se llegaron a producir 40 mil toneladas de fertilizante fosfático en 1870, y fue así como la chispa del barón Liebig nos salvó de una humanidad famélica.

Gracias a la máquina de Watt nace el tren, y gracias a la red ferroviaria que algunos chinos esclavizados instalan en América, surge la última súper potencia económica que hoy ellos tratan de reemplazar. Es acá donde germina la actual revolución, que como todas las anteriores nos ofrece un salto hacia un futuro milagroso, junto al peligro de un holocausto. Sí sumamos el descubrimiento en 1897 de Wilhelm Röntgen, el hombre de los rayos “X”, y la cristalografía nacida del carborundum de Edward Goodrich Acheson (un follower de Watt y su “negro de humo” empleado en las fotocopiadoras), obtenemos que en 1937 William Astbury y el cristal de grafito nos conduce hasta la Revolución Genética, descifrando el ADN.

Esta revolución ya está en marcha, y es más rápida y transformadora que cualquier otra. Nuestros alimentos -las plantas y los animales- están siendo rediseñados genéticamente. La clonación ya no es un término que requiera explicación. Las computadoras de nuestros hijos podrán operar con sistemas de memoria biológica diseñados genéticamente. La terapia génica ya salva vidas. Está muy avanzada la investigación para descifrar el código genético humano, y con él, podrían haber dicho qué estaba mal en tu tía Chola incluso antes que se manifieste, o incluso “arreglarla”. O podría haberme ahorrado muchas clases de golf y de música, advirtiendo que ese talento se cayó de mis genes. O podrían haber hecho feliz a mi madre incluyendo esas aptitudes, o a mi maestro, o a mi empleador, o a mi gobierno.

Muy probablemente seamos la última generación silvestre, los últimos hombres rústicos forjados por accidente, diseñados sólo por la cruda naturaleza que nos contara Aldous Huxley.
Muy posiblemente la Revolución Genética, como todas las revoluciones anteriores, acreciente aún más la brecha entre pueblos ricos y pobres. Elimine las enfermedades, multiplique los talentos y construya un Gattaca para algunos, empujando a los otros en mayores abismos.

No estábamos listos para la primera revolución, ni para la última revolución de Watt. ¿Estamos listos para esta?


Sergio Marino

Sólo Quiero Un Juicio Justo

Hoy se cumplen 40 años del combate por la corona de peso mediano en la Asociación y el Consejo Mundial de Boxeo, que tuviera lugar en Roma entre Denny Moyer y nuestro Carlos Monzón. Era la tercera defensa del título y Carlitos noqueó al norteamericano en el quinto round. Seguiría defendiendo el cinturón en catorce ocasiones, hasta el su retiro como campeón en el 77’.

Monzón demostró superioridad sobre un ring frente a grandes boxeadores, como Nino Benvenuti, Emile Griffith, Bennie Briscoe o Mantequilla Nápoles. Alcanzó la popularidad junto a deportistas argentinos como Diego Maradona, Guillermo Vilas, Roberto de Vicenzo o Juan Manuel Fangio.
Sin dudas Carlos Monzón fue un grande, el mejor. Pero según la justicia, también fue el responsable de la muerte de su segunda mujer, Alicia Muñiz, que cayera de un balcón el 14 de febrero de 1988 convirtiéndolo en asesino.

Este acto delictivo ¿lo convierte en peor boxeador?, seguramente no. En Carlitos convivieron el mejor profesional del boxeo argentino y un amante violento con consecuencias criminales.

El próximo 29 de julio se cumplirán 12 años de la muerte de René Favaloro. Un prócer de la medicina y el mejor cirujano torácico argentino, reconocido mundialmente por ser quien realizara el primer bypass cardiaco en el mundo. Si tuviéramos que poner nuestras vidas en las manos de alguien dentro de un quirófano, todos hubiéramos querido que sea Favaloro.

Hipotéticamente, si mañana se supiera que el cirujano era un evasor de impuestos ¿lo convertiría en peor cirujano?, seguramente no. Y si el evasor fuera Jorge Luis Borges, ¿lo convertiría en peor escritor?, y si fuera Gardel?... ya se entiende la idea, al igual que Monzón, todos han sido los mejores en su profesión más allá de sus vidas personales.

Esta regla general -como toda regla- tiene una excepción, y se da cuando hablamos de los profesionales de la política. Así como a Monzón se lo medía por la cantidad de peleas ganadas y a Favaloro por sus operaciones exitosas, a los políticos se los debiera medir por su capacidad para transformar favorablemente la vida de sus conciudadanos, o sea, un buen político argentino es quien haya ejecutado actos políticos que mejoraron la vida de los argentinos. Y quien lo haya hecho más, es el mejor. Pero el coro de tías Cholas pondrán en duda esta máxima y la corona de nuestro campeón, si el sujeto en cuestión incurriera en comportamientos personales muy menores al de Monzón o al de evadir impuestos, alcanzará con ser un mal padre o haber fumado porquerías de joven.

¿Por qué a la tía Chola le cuesta diferenciar entre un acto profesional y uno personal, sólo cuando se trata de un político?, ¿por qué cree hablar de políticas de seguridad cuando habla de un acto de inseguridad, o de medida contra la corrupción cuando menciona a un corrupto?.
Quizás la culpa sea de su educación.

Abandonamos la Paideia

La famosa batalla cultural se viene librando hace décadas, por momentos parece que los ejércitos son de políticos liberales contra socialistas, y por momentos sólo son políticos contra anti-políticos. El último siglo da un resultado parcial a favor de la anti-política, encabezado por la sumatoria de gobiernos militares que nos educaron en su doctrina, al tiempo que desaparecían a los principales soldados del otro ejercito.

Estos años de educación están bien impregnados en nuestra cultura, y por eso me pareció tan atinado el párrafo de Carlos Heller, en su evaluación sobre logros y pendientes que hiciera para este año en la revista Debate: “Es cierto que el Estado Nacional asumió fuertemente acciones reparadoras. Por caso, la asignación universal por hijo o la entrega de computadoras son factores que contribuyen a la democratización del acceso a la escuela. Pero también es cierto que no hay un verdadero sistema educativo nacional y que está pendiente la discusión de un modelo pedagógico que sea plenamente compatible con el orden social que se está construyendo. Sostener que la calidad educativa es la elevación de los resultados en matemática o lengua de una prueba estandarizada, es algo que puede decir y defender un funcionario con pensamiento neoliberal y tecnocrático. Educar es formar para la soberanía cognitiva, para el desarrollo de todos los aspectos de la personalidad -el pensar, el decir, el hacer, el sentir-, para el trabajo liberador o para una ciudadanía en una democracia protagónica y participativa. Sólo en la formación de hombres y mujeres libres para la construcción de un proyecto colectivo adquiere sentido aprender matemáticas o lengua, herramientas basadas en el conocimiento que nos permite comprender y actuar”.

En la antigua Grecia, se educaba bajo un concepto difundido por Isócrates como la paideia, que se centraba en los elementos de la formación que harían del individuo una persona apta para ejercer sus deberes cívicos. Más adelante Cicerón convertiría este término en “humanistas” para los romanos, y en ambas culturas iban a menospreciar los conocimientos de erudición específica, contra la formación de un hombre pleno para la participación cultural y social. La formación de un ciudadano.

Yo sospecho que en el antiguo imperio grecorromano las tías (o mejor dicho los tíos) no creían estar hablando de política cuando mencionaban a un evasor, al tono de voz utilizado por alguien o el precio de sus sandalias. Quizás debiéramos volver a esa educación y dejar de pensar que estamos ilustrados si escribimos con buena ortografía.
Como diría #TNmbaum, ¿qué nos pasó? con nuestra formación cívica.


Aclaración extra para la tía: está bien que se le reconozca la corona de mejor boxeador a Monzón, y está bien que se lo haya encarcelado 11 años por asesino. Lo único que pido es un trato igualitario para nuestros políticos.


Sergio Marino

Oposición Vocacional

Recuerdo con cariño los días que pasé con mi tía Chola. Ella es muy afecta al uso de proverbios, no sé si vino como adenda al apellido patricio o por chusmear con la criada del campo, pero sabe usarlos y encontrar el regaño adecuado para cada ocasión. Cuando remoloneaba en la cama escuchaba su crítica en fade “al que madruga, dios lo ayuda”; pero en los días que me despertaba el alba, ella recordaba “no por mucho madrugar, se amanece más temprano”.

Siempre atenta para recibirme a la vuelta del trabajo. Contemplaba mi cansancio y resignación por quedarme en un puesto ingrato, al tiempo que murmuraba “el que no arriesga, no gana”; hasta el día que me animé a renunciar, ese día me advirtió “más vale pájaro en mano, que cien volando”.

Nunca supe por qué prefirió la soltería, ni el motivo de ponerle Flora a su gata. Ella se define como una perfeccionista, con altos estándares para alcanzar su bendición, pero nunca vi que nadie llegara tan alto para confirmarlo.

Ella nunca trabajó, tuvo la suerte que otros trabajaron por ella y disfrutaran de sus consejos para trabajar mejor. Ella nunca se ilustró, tuvo la suerte que otros pensaran por ella y le contaran sus ideas maridadas con scones, o el noticiero de la tarde.

Donde la pesqué floja fue en el deporte, cuando le pregunté por su equipo de fútbol me respondió “seré hincha de un equipo, el día que los 11 jueguen como a mí me gusta”. Pero sí parece saber mucho de política, no se cansa de advertirme sobre las cosas que están mal, incluso sobre las que no lo están pero lo estarán pronto. Y tiene una memoria prodigiosa, puede recordar en qué fecha las cosas comenzaron a estar mal, aun antes de su nacimiento.

Mi tía Chola es una gran demócrata, sabe explicarme la relevancia única que tiene la oposición en el juego democrático, el irremplazable valor de la crítica. Cuando me revela la crítica diaria sus ojos se iluminan, como encendiendo su vocación.

Siempre pensé que mi tía Chola sería una gran Presidenta, parece tener la solución a todos los problemas. Un día le dije entusiasmado que se anime a postularse, que “la votaría”, pero me respondió que no le gusta ningún partido político, que son todos corruptos y ladrones. Ningún político tiene la vocación de servicio y compromiso para mejorar la vida del prójimo que tiene mi tía Chola.

Leyendo algunos comentarios en Twitter y Facebook, me siento en una gran familia.


Sergio Marino

El Oro de los Tontos

Opinar sobre la minería a cielo abierto y las virtudes del cianuro se convirtió en el joker de cualquier sobremesa o viaje en taxi. Veamos de dónde viene esta manía del oro, pero veámoslo desde otro lugar.



En el año 331 AC, Alejandro III de Macedonia, más conocido como Alejandro Magno, funda la ciudad que sería el centro cultural y económico del mundo antiguo, y en un rapto de humildad decide llamarla Alejandría. Griegos, persas, romanos y muchos otros pueblos arribaban a esta metrópoli donde todos buscaban: riqueza o sabiduría.

Los motivos que la llevan a convertirse en la meca del conocimiento los aporta Ptolomeo I, cuando funda la Biblioteca Real de Alejandría, la más grande del mundo superando los 900.000 manuscritos. Todo lo que valía la pena ser leído estaba allí, y la estrategia para acumular todo ese saber era tan simple como brillante.
Alejandría está situada en el delta del Nilo (Egipto), sobre una loma a orillas del mar Mediterráneo. Su puerto era destino obligado para toda embarcación que se precie, y una vez amarrada allí la ley las obligaba a entregar todo manuscrito que portasen (generalmente cartas de navegación) para ser copiadas en la biblioteca. De esa manera, en poco tiempo no hubo marino que no recurriera a la Antigua Biblioteca para completar su formación, al mismo tiempo que completaba la biblioteca.
El legado de Ptolomeo fue un faro del conocimiento (aunque el otro faro integrara las Siete Maravillas del Mundo), y su luz fue apagada como suele apagarse el saber, con religión. Los cristianos responsabilizan del incendio al califa Umar ibn al-Jattab, y los musulmanes a las tropas de Julios Cesar. Quizás haya sido la pérdida más cara de la humanidad, pero la intención de este post es hablar de otro costo que cotiza en monedas de oro.

Alejandro fue hijo y continuador del legado de Filipo II de Macedonia, quien tratara de diferenciarse de Grecia acuñando monedas en plata y oro, mientras que los helenos sólo las hacían argentinas. Al llegar el gran mercado de Alejandría la emisión de dinero llegó a niveles sin precedentes (incluso para Armando Gostanián); se debían financiar los gastos del ejército, imponentes obras públicas, los premios a los veteranos y la soldada a los mercenarios. La gran dificultad radicó en poder garantizar su autenticidad, y Alejandro el Grande encontró la solución en una tradición persa nacida en Lydia -hoy Turquía- cuna de la moneda que la vio cerca del 650 AC. Por aquellos años el río Pactolo arrastraba pepitas de oro de las altas montañas, y a pesar que los lugareños le adjudicaran la magia al rey Midas, realmente vivían sobre una mina de oro natural que usaban para fundir objetos religiosos. Junto con el tesoro, el río también traía una extraña piedra negra conocida como “de toque”, que tiene la particularidad de reflejar un color único cuando es raspada con oro puro, color que difiere frente al roce con otros metales. Esta piedra de toque (compuesta de cuarzo amorfo con alúmina, cal, óxido de hierro, carbón y otras sustancias de grano fino) fue la primer herramienta científica que permitió distinguir la pureza del oro, consagrándolo con destino de moneda por sobre los demás metales.

Así fue como Alejandro Magno eligiera acuñar sus monedas en oro, esparcirlas por su vasto imperio vinculando eternamente y en todas las culturas, a la riqueza con este metal. El oro fue elegido por ser brillante, maleable y dúctil, pero fundamentalmente por la casualidad y su combinación con esa extraña piedra de toque. El anillo en mi mano o los lingotes del Banco Central hoy podrían ser de plata, cobre o estaño, y los alquimistas hubieran ahorrado vidas enteras buscando la piedra filosofal.
Más información en Historia De Los Egipcios


El capítulo local

En 1886 asumió el diputados más joven de nuestra historia, tan joven como para ser anticonstitucional ya que le faltaban dos años para llegar a los veinticinco que demandaba la Constitución de 1853 para ese cargo. Pero además de esta certeza, en los pasillos del Congreso corría el rumor que Joaquín Víctor González adeudaba una materia para completar la carrera de abogado que decía tener.

Entre muchos otros cargos, este político, historiador, educador, masón, filósofo, jurista y literato argentino, en 1894 es designado titular de la cátedra de Legislación de Minas en la Facultad de Derecho, y autor del libro que formó a generaciones enteras sobre la legislación de minería en la Argentina.

Cuando a este rancio conservador le consultaron sobre el sufragio universal respondió “es el triunfo de la ignorancia universal!”. Este es el “prócer” que tanto influyó en nuestra legislación minera, y al cual le faltó la materia Minería para recibirse de abogado.


El asunto de las minas

Días atrás, el amigo Gerardo Fernández invitó algunos compañeros de la MAK a su Vermucito del Domingo en la radio, y participamos de una esclarecedora entrevista al Ing. Héctor A Cevinelli, experto (no imparcial) en minería, que entre otras afirmaciones dijo: “la concentración del oro en estos yacimientos es de un gramo por tonelada de roca”. No pude evitar la imagen del mejicano de oro (una onza) que la tía Chola escondía en el fondo de su cajón, para acuñarlo dinamitamos un poco más de 37 toneladas en Bajo de la Alumbrera, y para guardar un lingote en el BCRA explotamos 20.000 toneladas de nuestro suelo. ¿A alguien más le suela ilógico este comportamiento? No lo hicimos para extraer el insumo de una industria estratégica, desarrollar tecnología o exportar valor agregado, lo hicimos para embellecer a la tía Chola!

Entiéndase bien, no estoy argumentando sobre la lógica o política económica que las Provincias Argentinas adoptan para cobrar por estas explotaciones, o su posibilidad y disposición para controlar la seguridad y contaminación de sus minas, en todo caso estas cuestiones se solucionan con más política y mejor Estado. Mi conflicto está en cruzar un hecho fortuito que sucedió 2500 años atrás, con montañas enteras que dinamitamos hoy para fundir una cadenita, que después será decorada con la vida de algunos desdichados nativos de Sierra Leona.

¿Quién podría imaginar una manifestación de protesta sobre el trato hacia los animales, vestida con tapados de zorro?, sería tan lógico como encontrar a esta nueva legión de ambientalistas, que apuntan con su dedo a la mega-minería mientras exhiben sus alianzas de oro en él. Seguramente ninguno de nosotros tenga el dinero para abrir una mina de oro, y menos aún para cerrarla, pero todos tienen el poder de decidir si quieren abrigarse con pieles de animales o colgarse oro del cuello.
El medio ambiente primero se cuida con un consumo responsable y después con buenas políticas.


¿Qué hicimos en nuestra cultura para encontrar algo de "lógica" en esto?


Sergio Marino

templateify.com/contact

templateify.com/contact

http://bit.ly/themepassion

templateify.com/contact